martes, 29 de diciembre de 2015

Bacalao Fresco Guisado al Vino Blanco al Estilo Raquel




El consumo de este pescado aumenta en cuaresma durante la Semana Santa, ya que durante esas fechas los religiosos prohibían el consumo de cualquier tipo de carne, y el bacalao se podía consumir en cualquier momento al conservarse en salazón.
En el siglo IX comenzó a ser popular en España al introducirse por medio de pescadores vascos durante sus viajes en los balleneros por el Atlántico Norte. Surcando esas aguas en busca de ballenas descubrieron que el bacalao era más rentable.
El mercado del bacalao salado llegó a cobrar gran importancia durante la Edad Media que impulsó otro mercado paralelo, el de la sal.
Hoy en día el bacalao es uno de los
platos estrella en nuestra gastronomía.


Ingredientes:

2 Filetes de Bacalao Fresco
2 Cebollas
1 Pimiento Rojo (Mediano)
1 Tomate
1/2 Vaso deVino Blanco
Aceite de Oliva
Perejil
1 Cayena (opcional porque es bastante picante)


Elaboración:
  • En una rondón (pota baja) ponemos a pochar la cebolla cortada en juliana con un poco de aceite.
  • Una vez que esté un poco transparente la cebolla añadimos el pimiento picado también en juliana pero fina.
  • Mientras dejamos que se vaya pochando lo anterior, escaldamos el tomate (Se le hace un corte superficial en cruz al culo del tomate y en una pota ponemos bastante agua a calentar sin llegar a ebullición. En ese momento echamos el tomate dentro, contamos hasta 12 y lo sacamos) y lo pelamos.
  • Añadimos el tomate picado a lo anterior y vertemos el vino blanco. Dejamos que se termine de pochar con la tapa de la pota abierta para que el alcohol del vino se evapore.
  • Cortamos los filetes de bacalao y los vamos colocando encima de lo pochado con la piel hacia abajo y lo dejamos guisando unos 10 minutos.
  • Añadimos un poco de perejil por encima y listo.


NOTA:  ¿Pensastéis que se me olvidó la sal? Pues no ^_^ el bacalao fresco normalmente viene con un punto de sal y tiene mucho sabor ya de por si, por eso yo no le pongo sal. Si queréis podéis ponerle una pizca a lo pochado. Pero par mi está perfecto sin ella. Eso al gusto de cada uno.



Bon Appetit!!!

Publicar un comentario